Valle del Loira en bici: De Orleans a Beaugency

Valle del Loira en bici: De Orleans a Beaugency

Amanece el primer día con algunas nubes y mucho calor, parece que va a hacer buen tiempo y se va a poder estar todo el día en la calle. La ruta de hoy es de las más cortas de todo el viaje, vamos a empezar “suave” y así evitar ir cansados desde el primer día. No somos muy deportistas y este viaje es para disfrutarlo.

Nos esperan aproximadamente 30km sin apenas desnivel, una ruta rápida por carril bici en la que apenas vamos a tener que desviarnos del camino.

Itinerario

El recorrido de hoy consiste en salir desde la ciudad de Orleans, y al poco rato y siguiendo el carril bici pasaremos por un pequeño pueblo llamado Saint-Hilaire-Saint-Mesmin. A continuación nos desviaremos un poquito hacia el sur para visitar el pequeño pueblo de Cléry-Saint-André. Después cruzaremos el cauce del Loira para visitar el castillo de Meung sur Loire, otro pueblecito situado a poca distancia del anterior. Por último seguiremos la marcha hacia Beaugency, en donde descansaremos y haremos noche.

Como podéis ver en la foto del recorrido, no tiene pérdida. Tendremos que seguir el cauce del río Loira sin desviarnos en ningún momento, prácticamente todo el viaje va a ser así. La mayor parte del carril bici pasa bordeando las orillas del río por lo que es muy sencillo seguir la ruta.

Los puntos más importantes que tenemos marcados en el mapa para visitar son:

  • Catedral de Orleans
  • Place du Martroi (estatua Juana de Arco)
  • Casa de Juana de Arco
  • Castillo de Meung sur Loire
  • Castillo de Beaugency

Nos ponemos en ruta

Después de desayunar habíamos quedado con el hombre de la empresa de alquiler en la puerta de nuestro hotel. Al ser la primera parada nos tenía que traer las bicicletas y las alforjas, ajustar las bicicletas a nuestra altura y darnos algunas explicaciones de cómo funciona el sistema de transporte del equipaje o de los talleres en caso de que tuviésemos una avería.

Por ejemplo, para el tema de las maletas te comentaban que tenían que estar en la recepción del hotel antes de las 11:00h de la mañana para poder recogerlas y que estarían disponibles en el siguiente hotel a partir de las 17:00h de la tarde. Por lo que nuestra idea era hacer la ruta con mucha calma para no llegar al siguiente hotel antes que las maletas.

Una vez nos explicó todo esto y se fué nos pusimos manos a la obra, era hora de ponernos a pedalear… y el primer problema apareció. Patri llevaba muchísimo tiempo sin montar en bicicleta y no estaba acostumbrada a llevar una bici “tan grande” por lo que tuvimos que practicar en un parque cercano un ratillo hasta que cogió confianza y fue capaz de perderle el miedo.

Orleans

Nuestra primera etapa en bicicleta comienza haciendo una visita exprés por la ciudad de Orleans. Esta ciudad es el punto de partida de la mayoría de gente que hace la Ruta cicloturista del Valle del Loira y antes de partir merece la pena dar un paseo por sus calles. Lo primero que descubrirás es que la figura de Juana de Arco está presente en todos lados. De hecho es conocida como la Doncella de Orleans por su participación en la Guerra de los Cien Años contra los ingleses.

También es visita obligatoria su bonita catedral que destaca por las grandes vidrieras que narran la historia de Juana de Arco y la magnífica sillería del coro.

Una vez hecha la visita y con Patri algo nerviosa por la bici, nos encontramos con el siguiente hándicap: Orleans es una ciudad muy grande, lo que implicaba mucho tráfico por las mañanas, gente de camino al trabajo, camiones de transporte y muchos peatones.

Nos llevó algo más de tiempo del planificado hasta que conseguimos salir del centro urbano, pero siguiendo el carril bici y pasando un par de calles algo transitadas acabas saliendo sin el menor problema.

El recorrido de este tramo se puede decir que fue bastante “light”, un paseito por la rivera del Loira pasando por diferentes caminos, todos ellos asfaltados, pequeños bosques y praderas y campos de cultivo. La verdad es que fue un buen calentamiento para hacernos una idea de la aventura que estaba comenzando. El día se nos pasó volando y aunque fuimos muy lento, mereció la pena el ir sin prisas para poder parar de vez en cuando a descansar y disfrutar del paisaje.

Beaugency

Cuando llegamos a Beaugency serían aproximadamente las 14:30h. Se nos hizo muy muy corta esta primera etapa y todavía no teníamos las maletas en el hotel. Así que antes de entrar a Beaugency había un parque con mesas de picnic que nos vino de perlas para sentarnos a comer un bocata y descansar en el césped. El lugar no es que tenga nada en especial pero con el ruido del río de fondo y la hierba blandita es un sitio estupendo para echarse una siestecilla. Y no fuimos los únicos, mucha gente que estaba de ruta con la bici paraba allí para descansar y echarse un rato.

Ya por la tarde decidimos ir al hotel para darnos una ducha y dar una vuelta por Beaugency. El hotel en el que nos alojamos se llamaba Le Relais Des Templiers y aunque era bastante viejo tenía su encanto.

Unas enormes vigas de madera sujetaban las paredes y el techo y dándole un aire al más puro estilo medieval. Y de ese estilo era la ciudad, todo el suelo del casco antiguo estaba empedrado y la mayoría de edificios cargaban muchos años de historia a sus espaldas.

Uno de los puntos emblemáticos de este bonito pueblo es la Tour de l'Horloge o Torre del reloj, ubicada en el centro del casco antiguo.

Además existe un cuento popular infantil llamado El gato y el diablo, que narra la historia del pueblo de Beaugency y cómo sus habitantes hicieron lo imposible por construir un puente que los mantuviera unidos con la ayuda de un minino 🐱. Y desde entonces, a los habitantes de Beaugency se les conoce como "gatos". Y cierto es que Patri se encontró a Don Gato, rey y señor del castillo de Beaugency :)

Aunque pequeña, esta ciudad tiene su encanto y es muy agradable pasar el día entre sus muros y recorriendo sus calles. Eso sí, con el cansancio no duramos mucho y pronto nos fuimos a dormir. Había que reponer fuerzas para continuar al día siguiente.